De cara a las elecciones 2021

Eduardo Bonilla- Presidente Partido Unión Liberal

read the article Hace muy pocos días, en la ciudad  de Huancayo, se realizó una reunión con la finalidad de buscar una lista de unidad de izquierda, de cara a las elecciones del 2021, donde el anfitrión, el nuevo gobernador de Junín, un médico castrista  formado en Cuba, recibió a varios radicales entre los que se encontraba la “amanuense” Verónica Mendoza, el  “inefable” Gregorio Santos, un tál Zenón Cueva, siendo la moderadora Aida García Naranjo, con la presencia de Manuel Dammert, quizás en representación de su amigo Alan García , amistad de larga data, sino recordemos como pedía a sus diputados, coordinar con Dammert que es amigo, decía, cuando buscaba apoyo para salvar las acusaciones que ya tenía, además de Gerónimo López en representación de la debilitada CGTP,  que es más cáscara que nuez. Lo más probable es que de los nombrados no salga el candidato de la izquierda, porque como es costumbre, se sacarán los ojos y probablemente, en el último momento, saldrá una candidatura salvadora de dicha unidad, donde la que espera con astucia es Marisa Glave, que no pierde oportunidad de promocionarse, ahora más que nunca, que denunció a un  acosador.

buy prednisone online La izquierda que es incapaz de condenar a Maduro, a pesar de sus tropelías,  el hambre, la falta de medicinas y de trabajo, inflación descontrolada, el éxodo de tres millones de venezolanos, los muertos, los presos políticos  y la corrupción generalizada que han destrozado la economía más rica de Sudamérica.  Tampoco López Obrador, Ortega  o Evo Morales, que quieren  justificar, al igual que los rabanitos criollos, con la “libre determinación de los pueblos”. De qué Libertad hablan,  si esta no existe en Venezuela y el régimen se sostiene en la brutalidad y represión de las corruptas cúpulas militares.

Los fujimoristas pretenden vender humo, buscando asustar a la ciudadanía para aglutinarlos tras un nuevo “Bolsonaro” que enfrente a esta amenaza izquierdista a la cual suman a Antauro Humala, que lo único que tiene es un centenar de desempleados al cual les ha puesto un uniforme militar y los pone a vender un diario incendiario que los hace verse, como lo hacen algunos animales, más grandes y peligrosos de lo que realmente son. Corren globos de ensayos diciendo que ese personaje sería Rafael Rey,  pero, realmente creen posible que ese tránsfuga podría ser candidato presidencial. La orfandad de líderes de la extrema derecha se hace dramática cuando uno escucha este tipo de propuesta.

Hay otras posibilidades, pero lamentablemente todas manchadas por la corrupción de Odebretch,  a los que la ciudadanía rechaza absolutamente, y que el resultado del referéndum deja translucir y la respuesta es clarísima, la ciudadanía no quiere saber nada con los corruptos.

El nuevo presidente del Perú debe ser un peruano honesto y capaz que no haya participado en ningún partido que ha estado en el panorama político de los últimos 30 años, pero eso no significa que sea un outsider o aventurero, como los que hemos tenido en los últimos años, sino un demócrata de partido con sólidos principios y valores, basados en las ideas de la Libertad, que debemos prontamente formar, y que nos lleve a consolidar una mayoritaria clase media que nos incorpore al primer mundo y al desarrollo.

Eduardo Bonilla Awuapara.

Presidente del Partido Unión Liberal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *